REFLEXIONES

HARRIJASOTZAILEA 

A simple vista puede parecer una mera exhibición de fortaleza física que un forzudo da a conocer al público levantando una y otra vez numerosas piedras de alto peso. Sin embargo, el levantamiento de piedra esconde múltiples significados que cada harrijasotzaile (levantador) quiera darle al esfuerzo de agarrar la piedra, traerla al pecho, elevarla sobre el hombro y volviéndola a dejar sobre la base.

Gran parte, por no decir la mayoría, de los deportes conocidos por la modalidad de deportes rurales vascos, nacen de las diferentes labores que nuestros antepasados tuvieron que desempeñar con utensilios y herramientas propias de la época, cuando todavía no se había desarrollado la maquinaria que hoy en día se utiliza para poder hacer la labor de una manera casi automática y sin tanto esfuerzo físico. A modo de ejemplo podemos ver cómo antiguamente los troncos que se utilizaban para disponer de leña en los caseríos, solían ser cortados con un hacha, lo que hoy en día en el deporte rural se conoce como Aizkolaritza o corte de troncos, prueba, con varias modalidades dentro de la misma, que consiste en cortar troncos con la aizkora (hacha) tal y como se hacía antes. Al igual que el ejemplo expuesto, el levantamiento de piedras también tiene sus raíces años atrás, cuando las personas que trabajaban en las canteras solían tener que desplazar grandes y pesados bloques de piedra sobre sus espaldas. 

A modo de pequeño homenaje he querido ofrecer unos apuntes sobre el levantamiento de piedra y exponer una foto en la que se puede apreciar un harrijasotzaile (levantador) levantando una piedra de 100 kilos durante una exhibición. 

Comentarios

norabihotza ha dicho que…
Interesante articulo y fotografia